By Javier

Mantenimiento de las lentes de contacto

Muchas personas piensan que el mantenimiento de las lentes de contacto es muy complicado, sin embargo, hoy en día cada vez es más sencillo y menos costoso gracias a las soluciones de mantenimiento que ofrecen los laboratorios y la opción de usar lentillas desechables de corto reemplazo. A continuación os ofrecemos información sobre la limpieza y mantenimiento de las lentes  de contacto.

A veces nos duelen los ojos de escuchar lo que hacen algunos de nuestros clientes con sus lentillas, las soluciones de mantenimiento es como la gasolina del coche, si quieres ver muy bien e intentar aprovechar más días las lentillas, sigue nuestros consejos.

Las soluciones de mantenimiento son tan importantes como las propias lentes de contacto. Con ellas limpiamos, desinfectamos y conservamos las lentillas, con el propósito de conseguir que día a día sigan siendo cómodas y seguras.

El éxito de la adaptación, depende de una adecuada selección, tanto de la lentilla como de un adecuado uso de la solución de mantenimiento.

En la actualidad existen productos limpiadores, soluciones únicas y peróxidos dependiendo del tipo de lentes de contacto se pueden recomendar unos o la combinación de varios.

La función de las soluciones únicas es la misma: limpiar, desinfectar y conservar. Sin embargo, la solución de mantenimiento puede estar compuesta de productos distintos, siendo más adecuada una u otra dependiendo del material de la lentilla, la lágrima del usuario y las condiciones de uso.

En las revisiones contactológicas, se evalúan estos aspectos, para así conseguir la adecuada interacción entre la solución de mantenimiento y la lente de contacto, con el fin de alterar lo menos posible la superficie corneal y anexos del ojo. También se recuerdan algunas advertencias que hay que tener en cuenta para que pueda aprovecharlas al máximo:

CONSEJOS

  • Respete su programa de uso prescrito: no intentar estirar el periodo de uso de las lentillas.
  • Manejar las lentes de contacto con cuidado ya que pueden rasgarse y si se rompen o rasgan deséchela de inmediato.
  • Nunca comparta sus lentes de contacto.
  • Frote y enjuague sus lentes de contacto: Es el mejor método para mantener sus lentillas limpias de microorganismos.
  • Mantenga limpio el estuche portalentes: Lave con solución única los estuches y déjelos secar después de cada uso. Cambie el estuche al menos cada tres meses.

Con todo esto concluimos que es muy importante el uso adecuado de las lentes de contacto con su solución de mantenimiento, así como las revisiones periódicas con el óptico-optometrista que le recomendará la mejor opción para mantener sus lentes de contacto.

¡¡ Recuerda, piensa en tú la salud de tus ojos !!! hasta pronto